El eneldo es una especie utilizada como condimento, especialmente en recetas de pescado mediterráneas.

Para asuntos mágicos se ha utilizado como protector, en rituales de dinero y para pócimas de fuerza.

Alerta de los enemigos:

El eneldo sirve para diagnosticar si puedes fiarte de una persona ofreciéndole una infusión de eneldo encantado. Si lo rechaza es que algo tiene que esconder.

Proteger al bebé:

Los bebés tienen sistemas de defensa energética más poderosos que los seres humanos. Pero para protegerlo de mal de ojo y otros hechizos, puedes echar un poco de eneldo encantado en su cuna y su sillita para protegerlo.

Malas visitas:

Coloca un ramillete de eneldo fresco encantado en la puerta de casa para evitar que entren personas con malas intenciones.

Prosperidad:

Pon un poco de eneldo encantado en la puerta de la cocina para que entre la riqueza en casa.

Protege en los sueños:

El estado de vigilia es un momento de apertura con otras dimensiones. Colocar eneldo en la almohada evita el contacto con  malas energías y previene las pesadillas.

Circulo de protección:

Coloca un círculo de eneldo encantado alrededor tuyo para protegerte de las agresiones verbales y los bulos. Hecho el círculo, las mentiras se vuelven contra los que las profieren.