El limón es un regalo de la naturaleza a pesar de ser una fruta tan humilde. Se pueden hacer muchos remedios con esta maravillosa fruta y quiero compartirte algunos de ellos. Para empezar, si por las mañanas tomas un poco de agua con el zumo de medio limón estás ayudando mucho a tu estómago y tu hígado. Puedes aprovechar el zumo del otro medio para varios remedios cosméticos: Si mezclas bicarbonato, el zumo y un poco de aceite de oliva, harás un excelente remedio para suavizar las grietas de los talones. También puedes usar el zumo para suavizar el pelo y para aclarar la piel (cuidado con tomar el sol si usas limón porque el limón ayuda a quitar las manchas porque es despigmentante pero también es fotosensibilizante y por tanto puede provocarte más manchas si tomas el sol). Y cuando hayas usado el zumo ¡no tires el simón! Pasa el limon estrujado por tus codos y los suavizará y después de eso ¡tampoco lo tiras! pasas el limón por toda la grifería de tu casa y te podrás reflejar en ella. Si te gustan los remedios naturales, te propongo el libro “Los remedios de Tisanas de mi Abuela”, se trata de un libro que recoge los remedios que durante dos años estuvimos elaborando cuando Tisanas de mi Abuela era un lugar físico.  Aprenderás a elaborar muchos tipos de velas, tinturas, cosmética, remedios naturales, oleatos… incluso aprenderás a elaborar un horno solar. 

Consigue el ebook de “Los remedios de Tisanas de mi Abuela” por sólo 1€. Toda la información AQUÍ👈🏽👈🏽