Para entender el papel de las plantas como seres comunicantes, hay que entender su papel en el mundo y resulta difícil hacerlo. A fin de cuentas, apenas podemos extrapolar cómo se formó este mundo a partir de comportamientos presentes del mismo, haciendo suposiciones, un poco más cercanas a la realidad que cuando decíamos que el mundo se había construido en siete días, pero aún inexactas, dado que no fuimos testigos de lo ocurrido. Los seres humanos somos forenses de los pequeños restos que la tierra nos ha dejado para comprender su vieja historia.

Así que suponemos que cuando se formó el planeta y éste contenía agua, se formó la atmósfera y, por tanto, las condiciones idóneas para que se diera la vida. Dicen que la vida es fruto del azahar, de un azar tan mágico y tan misterioso que resulta imposible que estemos sobre la Tierra. Pero ese azar tuvo que darse, si no en este planeta, debió darse en otros y llegó hasta aquí a través de un meteorito, una brizna de otro lugar, donde proliferaban los organismos unicelulares y que de alguna forma, “infectó al mundo”. En realidad, es difícil explicar cómo se formó la vida en la Tierra.

Pero una cosa sí que podemos intuir y casi aseverar y es que las plantas vinieron primero. Las plantas son el alimento del mundo y sin ellas no habría sido posible la vida, así que se presume que ellas son las primeras y son, si nos fijamos, el enlace entre la vida y la no-vida, es decir, son las únicas que pueden transformar lo aparentemente interte en un alimento para el resto del mundo.

¿Son las plantas una verdadera especie alienígena?

¿Vinieron a este mundo o un azar misterioso unido a la evolución constante, hizo que este planeta se poblara con nuestra amigas, las que nos alimentan y nos dan el oxígeno que necesitamos? Creo que nunca lo sabremos pero es factible pensar que la tierra fue invadida por microorganismos que después derivaron en la naturaleza que es hoy a través de unas naves tan sencillas como efectivas, que fueron los meteoritos. Y si poblaron este mundo ¿fue por azar o conscientemente? Si nos decantáramos por lo segundo podríamos estar hablando de una conciencia superior o como solemos llamarlo, un Dios.

Nada de esto es cierto ni falso sino basado en suposiciones extrapoladas de un presente lleno de incógnitas. No obstante, si hubo invasión y si en esa invasión, hubo intención, podríamos presumir que las plantas se comunican mucho más allá de las distancias.

No es descabellado pensarlo. Una vez se separó parte de ADN de un organismo vivo y se llevó a una distancia considerándose y se comprobó que el estímulo que experimentaba el organismo, también lo hacía la pequeña secuencia de ADN separada a miles de kilómetros de distancia. Por ese mismo motivo podríamos sospechar que las especies vegetales de otros planetas más antiguos al nuestro pudieran compartir ancestros con nuestro mundo vegetal y tener una comunicación interplanetaria.

Comunicación terrestre

 

Lo que sí está comprobado y no es una suposición, es que las plantas se comunican entre sí en nuestro planeta y lo hacen de una manera fehaciente y constante, usando los medios físicos que tienen a nuestro alrededor.
En este vídeo se cuenta varias historias sorprendentes de las plantas pero comienza con una realmente increíble, la historia de cómo empezaron a morir los kudúes, unos grandes herbívoros, a causa de una seguía. Tras las autopsias practicadas a estos majestuosos animales, descubrieron que habían sido intoxicadas a conciencia por las acacias que empezaron a generar una cantidad ingente de taninos en sus hojas para controlar la población de herbívoros de la zona. Lo más curioso de esto es que las acacias se comunicaban entre sí a través del aire y acacias que no habían sido amenazadas por los kudúes, también generaron un exceso de taninos en sus hojas. De alguna manera, las plantas se comunican a través del aire y a través de la tierra que las sostiene.

 

 

El mundo vegetal es una extensa red que atraviesa mares y montañas y que utiliza los recursos para comunicarse. El hombre continuamente interrumpe esa conexión con su continua falta de respeto al planeta pero aún se las arregla para seguir haciéndolo. Se alertan de los peligros o de oportunidades de una vida mejor.

Comunicación espiritual

Podemos presumir que si el mundo vegetal es como una red de comunicaciones a nivel físico, también lo es en el plano espiritual y puede utilizarse para comunicaciones terrestres, interplanetarias e interdimensionales y por ello se utilizan a nivel mágico para establecer conexiones con otras personas de nuestro plano o de distintos planos. La forma de hacerlo está más relacionado con la intuición y la magia.

Incluido en el Curso de Botánica oculta. Para más información pincha aquí.