Plantas para el pelo

Algunas plantas sirven para mejorar el estado de tu pelo, bien porque las nutren o bien porque acentúan su color. Cuando antiguamente no existían tintes, eran las plantas quienes aportaba el color y brillo necesarios. A continuación te compartimos algunas ideas:

 

Ortiga verde:

Es la planta del pelo por excelencia. Se utiliza para nutrirlo y evitar la caída. Una forma de hacerlo es volcar una infusión de ortiga sobre el cabello después del último aclarado y no volver a aclarar. La constancia ofrece resultados inigualables. Otra opción es tomarla a diario y además de mejorar el pelo mejorarán los huesos.

 

Cola de caballo:

Por oro su riqueza mineral tiene los mismos efectos que la ortiga verde.

 

Ginkgo biloba:

Por su capacidad de activar la circulación, el ginkgo es una planta que favorece el riego sanguíneo en el cuero cabelludo y por tanto tiene protagonismo en el fortalecimiento del cabello. Precisamente por este motivo es perfecta la vid roja, la centella asiática y el castaño de indias.

 

Plantas que sirven para dar color al cabello:

 

Dando por sentado que las plantas no pueden dar un color fijo como hacen los tintes, el caso es que pueden ayudar a alargar de forma natural los tintes comerciales salvo una excepción, la henna, que es una planta que da coloración rojiza y que no debe mezclarse con tintes comerciales porque provocan reacciones alérgicas.

Para el pelo rubio, la camomila es una gran aliada. Para el castaño, el romero. Para el rojizo la henna y para el cabello oscuro, existe un viejo remedio que se utilizaba con una especie de bultos que sale de los nogales ocasionados por una herida que les provoca un insecto a posta para crear ahí su nido. Esas “bolas” eran tratadas y proporcionaban el color negro al pelo y las ropas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.