Si quieres convocar la suerte en ésta época tan misteriosa, te hemos recogido una lista de plantas mágicas que puedes usar para que el tránsito de año nuevo o de Navidad sea con fortuna, salud y todas las oportunidades posibles de ser más feliz. Todo eso, desde luego, está en ti, en tus manos y en tu corazón, pero las plantas sirven de anclaje, de llamamientos de tus verdaderas intenciones y pueden acompañarte para que el próximo año sea tu año.

La forma de usarlas es muy sencilla: basta con encantarlas para el fin que deseas y llevarlas contigo de amuleto hasta que se pierdan o al secarse se deshagan. También puedes quemarlas si lo deseas y también puedes comerlas si están entre las comestibles, añadiéndolas a tus platos preferidos y encantándolas para que a ti y a toda tu familia se le abran las puertas mágicas de los mejores augurios.

Plantas para Nochebuena:

Romero: Una de las plantas más mágicas para esta noche es el romero. Sirve para un buen tránsito en general y para proteger a la familia.

Nuez moscada: es la planta de la suerte y puedes usarla para un cambio positivo inesperado y adecuado para todas las personas implicadas.

Canela: es el filtro de amor por excelencia y puedes usarlo para que la familia se mantenga unida.

Rosa de Jericó: colócala en agua esa noche para ahuyentar cualquier tipo de energía negativa.

Semillas de anís: coloca unas pocas semillas encantadas  en las copas de tus comensales. Además de dar un sabor agradable al agua, le estás proporcionando alegría y prosperidad.

Cáscara de naranja: los cítricos son los frutos de la alegría.

Perejil: protegerá a los tuyos de las envidias y el mal de ojo.

Ajedrea: es la planta que llama al dinero exclusivamente en esta noche.

 

Plantas para Nochevieja:

 

Lentejas: es de tradición latinoamericana. Coloca un puñado de lentejas en el bolsillo de tu mano dominante para pasar el cambio de año con las lentejas. Luego guárdalas en la cartera todo el año.

Cáscara de limón encantada: mantendrá la cohesión de la familia para el año entrante.

Fresas: come una fresa justo cuando empieza el año nuevo y no tendrás faltas.

Almendras con cáscara: lleva una almendra en tu bolsillo para convocar la venida de un hijo en el año entrante.

Albahaca: protege a los tuyos quemando albahaca o añadiendo albahaca encantada en tus platos.

Arroz: traerá prosperidad a tu casa.

Un diente de ajo: aleja las malas energías para el año nuevo.

Dos clavos de olor en la copa para atraer un amor en el año nuevo.

 

Brujería en la cocina