Los beneficios del pediluvio y cómo hacer un pediluivo casero

El pediluvio es una antigua técnica medicinal a la que se le ha restado bastante importancia y casi no se considera una práctica medicinal sino más bien sólo una práctica relajante. Actualmente se conoce mejor el pediluvio iónico pero no es el único posible, siendo el de plantas, el más común, fácil de hacer y con grandes beneficios. No sólo la estética es el único uso del pediluvio sino que puede utilizarse para más fines.

Esta técnica, parece ser la única posible en centros de spa con piscinas climatizadas como un servicio para comprar, pero en realidad, es de patrimonio universal y cualquiera puede hacer un pediluvio casero con un simple barreño y muy pocos ingredientes.

En qué consiste

Consiste en sumertir los pies en una tina o barreño con agua y dependiendo de la temperatura y los aditivos, podemos aplicar algunos tipos de terapias con la simple inmersión. Tiene mucho potencial desde puntos de vista tales como la reflexología aunque, incluso descartando esta posibilidad, con las plantas adecuadas podemos encontrar remedios sencillos y beneficiosos para dolencias evidentes de nuestros pies.

Los pies son una parte de nuestro cuerpo que requiere más cuidados porque soportan todo nuestro cuerpo y además tenemos la pésima costumbre de embutirlos en zapatos crueles que nunca tienen en cuenta la forma que adoptan nuestros pies cuando reposan sobre el suelo así que con frecuencia pies y piernas están doloridos, hinchados, y,  dado que la gravedad ejerce una fuerza sobre la estabilidad de la circulación de nuestras extremidades inferiores, el pediluvio puede convertirse en un gran aliado para luchar contra varices, picores, hinchazón y otros malestares propios de una mala circulación a causa de nuestro trabajo, de estar demasiado tiempo de pie o sentados.

Cómo preparar pediluvio en función del beneficio que queremos obtener de ellos:

  1.  Pediluvio para la circulación: es preferible que los pediluvio para la circulación se realicen con agua fría o, si no podemos soportarla, con agua templada pero intentando que sea lo más fría que pueda soportar nuestro cuerpo. Añadiremos una infusión (también nos sirven extractos) donde hemos donde hemos sumergido plantas que estimulan la circulación como la centella asiática, rusco, gingo biloba o castaño de Indias. Sin colar la infusión (de 1 l de agua y cinco puñados de planta para que esté bien concentrado), lo añadimos a nuestra agua y mantendremos los pies sumergidos en ese barreño todo el tiempo que sea posible. Al final secamos bien los pies, y tratamos con algún ungüento que podríamos elaborar con las mismas plantas indicadas, y después nos enfundamos un calzado cómodo y trataremos de poner los pies en alto todo el tiempo que sea posible.
  2. Pediluvio para el dolor de pies. Esto está pensado para cuando hemos estado mucho tiempo andando con zapatos que nos han hecho mucho daño y para pies que tienen rozaduras y heridas a propósito de una fiesta o similar. En esta ocasión utilizaremos agua templada y y añadiremos una infusión (o extracto) de plantas que sean antiinflamatorias: romero, jengibre , harpagofito etc. Este pediluvio también sirve para aquellas personas que tienen dolor de pies por cuestiones óseas como, por ejemplo, artrosis o artritis porque son calmantes y les van a venir muy bien.
  3. Pediluvio detox: aunque la palabra detox está bastante infravalorada por el mal uso que se ha hecho de ésta, este pediluvio se puede utilizar para relajarse al final del día y y quizá nos pueda ayudar sobre todo en caso de ácido úrico, para aliviar el dolor del mismo porque nos ayuda a eliminar toxinas por ómosis percutánea. En una tina o barreño con agua templada, echaremos bastante sal (un buen puñado). Introduciremos los pies y los dejaremos todo el tiempo durante el cual estemos cómodos con los pies remojados. Pasado el tiempo, secamos bien y y podemos añadir después un ungüento que, como es para el final del día, podría ser relajante como, por ejemplo, elaborado con tila o con valeriana. Si no contamos con ese ungüento, podemos echar el extracto directamente.

Si alguno de estos remedios te ha gustado, te dejo a continuación los extractos que pueden servirte para hacer pediluvios rápidos teniendo en cuenta las indicaciones:

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.