El concepto “ vida “ en la alquimia vegetal

Se entiende, tanto en el mundo vegetal como en el mundo animal, que la vida está presente en un ser porque todos los procesos vitales siguen avanzando: se sigue alimentando, sigue respirando, sigue evolucionando …Pero el concepto vida dentro del mundo vegetal, visto desde la mirada de la alquimia, es mucho más sutil y está más relacionado con la espiritualidad.

La vida el mundo vegetal, tal y como la entendemos,  es más complejo que el reino animal porque las plantas tienen la capacidad de pausar su vida en un periodo en el que Las condiciones para su óptimo desarrollo no se están dando y reanuda su proceso vital cuando esas condiciones aparecen, como por ejemplo ocurre con la rosa del desierto a la que, por cierto se le atribuyen propiedades mágicas precisamente por su capacidad de “morir temporalmente” cuando no hay agua que le proporcione el sustento.

Las semillas, por ejemplo son un gran ejemplo de vida latente porque, solamente cuando se dan las condiciones para que la planta pueda crecer, es cuando éstas inician todo su desarrollo y crecimiento y eso es algo que el reino con animal no tiene capacidad para desarrollar. Por eso son tan sensibles que brotan en su tiempo estacional, en su momento lunar certero y en las condiciones climáticas adecuadas.

La latencia no es posible en la vida animal donde el individuo crece indefectiblemente hacia un proyecto de vida imparable hasta su muerte. Otro ejemplo de latencia está en las plantas que se reproducen por esporas porque son capaces de reproducirse incluso cuando la planta está seca.

La complejidad de la vida en el mundo vegetal

Estos ejemplos de complejidad vital dentro del reino vegetal en comparación con el animal nos empatiza con la visión alquímica del concepto “vida” en relación con las plantas.

Una planta está viva incluso cuando muere porque tiene presencia durante su muerte y no deja actos de su presencia. Es capaz de acometer proezas, incluso como cadáver, en procesos alquímicos profundos como puede ser, por ejemplo, la fermentación en contacto con el agua, la curación de sus aceites esenciales que todavía siguen emanando de la planta después de muerta, los principios activos y su presencia en los organismos de quiemes las consumen, su papel incluso más presente en la planta seca cuando se elaboran tinturas alquímicas etc..

Podríamos definir la vida alquímica como el acto de presencia de la planta en los procesos alquímicos cuando trabajamos con dicha planta tanto si está viva como si está muerta. La vida natural, por supuesto, cambia el mensaje pero la vida alquímica permanece durante siglos unida al individo durante el tiempo que éste desee.

Existen innumerables historias de plantas y semillas encontradas en antiguas tumbas de especies que hoy por hoy no existen y que son recuperadas para volver a tener presencia en el mundo vegetal en el que vivimos y también existen historias de preparados vegetales encontrados en naufragios, tinturas que tras su rescate siguen teniendo un uso medicinal valiosísimo. De hecho el acto alquímico de crear tinturas hace permanecer la vida medicinal de una planta durante más de cinco años, lo que quiere decir que la vida alquímica de una planta va mucho más allá, casi rozándola la eternidad, de una de la vida real de una planta.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.