Cómo hacer un jarabe para las alergias

Para hacer este jarabe necesitarás los siguientes ingredientes:

Agua y miel a partes iguales (si tu alergia es al polen, sustituye la miel por azúcar moreno o panela)

Hojas de grosellero negro.

 

En cuanto a las proporciones, la mezcla de agua y miel debe cubrir el nivel de la hierba hasta que ésta esté completamente cubierta. Entonces se colocan las hojas y el liquido al fuego lento y se va calentando hasta reducir a la mitad el contenido. Cuando ésto se ha hecho, se retira del fuego, se filtra y se guarda en un frasco oscuro para evitar que la luz estropee el resultado.

Al ser un jarabe natural hecho con azúcar, éste puede fermentar por lo que se recomienda guardar en el frigorífico y desecharlo si cambia de sabor o color.

En cuanto a la toma, no debe realizarse una toma superior a tres cucharadas soperas diarias repartidas en tres tomas (desayuno, comida y cena). Sin embargo, antes de tratarte con este jarabe, es importante que consultes previamente con tu médico por si este preparado interactúa con tus medicamentos o bien tiene contraindicaciones generales o específicas para ti.

 

Si buscas algo natural para las alergias, además de este jarabe te puede interesar algún remedio homeopático. En ese caso, te ofrecemos un enlace por si te resulta de interés: pincha aquí. 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.